AdoptaUnTío.es

Cómo calmar los nervios de la primera cita

Que levante la mano quien no se haya puesto ATACADA antes de una primera cita. Has añadido a ese tío taaan interesante a tu cesta, lleváis un tiempo hablando y por fin llegó el momento. Vais a dejaros de tanto mensajito y GIF absurdo y vais a tener vuestra primera cita. Por fin, gorriones, ya estabais tardando.

El caso, que os interesais mutuamente y la cosa pinta bastante bien, pero sin la barrera de la pantalla del móvil no nos sentimos tan seguros y tan sueltos. ¿Y si nos quedamos sin tema de conversación? ¿Y si no le gusto? ¿Y si no me gusta? ¿Y si me sale un grano del tamaño de Oklahoma?

Mientras te rayas y te pones cada vez más nerviosa, hay un TIEMPO precioso que estás perdiendo. Dejar de rayarse es fácil, si sabes cómo y si nos lees con atención. Prepárate para tu primera cita de AdoptaUnTío con más flow y menos nervios.

1. Prepárate de una manera especial

Si eres una persona ansiosa y te limitas a sentarte a mirar cómo pasa el tiempo hasta que llegue la hora de la cita, la ansiedad puede quedarse a pasar la tarde contigo. Dedícate un tiempo extra a arreglarte y ponerte a punto para la cita. Esto te llevará más tiempo que cuando te arreglas un día cualquiera y te ayudará a mantener la mente ocupada. Puedes darte un baño con sales, exfoliarte la piel, hacerte un peinado especial o ir a que te hagan la pedicura.

Incluso si no tienes ninguna cita y un día estás especialmente ansiosa, el self-care siempre es buena idea, chati.

2. Practica ejercicios de respiración

Si el día de tu primera cita con ese zagal te cuesta concentrarte y no paras de darle vueltas al tema, RESPIRA. Fácil y efectivo. Concéntrate durante diez minutos en tu respiración e intenta no perder el hilo con pensamientos que se cruzan por tu cabeza. Si esto pasa, ¡no worries! Obsérvalos y déjalos ir.

3. Prepara algunos temas de conversación

Uno de los mayores miedos en una primera cita es quedarnos sin tema de conversación y que se produzca un silencio incómodo. ¡Es totalmente normal! No os conocéis de nada y la conversación no tiene por qué ser fluida desde el minuto uno.

Seamos sinceros, no somos Mia Wallace y Vincent Vega en Pulp Fiction, no vamos a mirarnos fijamente, compartir cómodamente el silencio y luego ganar un concurso de baile. Guárdate algunas preguntitas o temas que te gustaría sacar durante la cita por si la cosa se viene abajo.

4. Llama a tu mejor amigx

Todos tenemos esa amiga o amigo que nos da unos consejos geniales y nos hace ver las cosas con perspectiva. Sí, ese ser de luz que tiene una paciencia infinita y está harto o harta de escuchar nuestros dramas. Seguro que ya estás pensando en esa persona. Pues llámala. O sea, no te lo pienses. Ella te dirá las palabras que necesitas escuchar (vamos, que eres increíble, buena persona, un pibonaco, una diosa del Olimpo, etc.). ¿Para qué están los amigos si no es para subirte de vez en cuando el ego?

5. Pon música que te motive

El momento previo a una cita especial es todo un ritual, por eso es importante que te vengas ARRIBÍSIMA con los mejores temazos. Baila, canta y celebra la vida y el amor con tus canciones favoritas. La música nos da alegría al body, y no hay mejor remedio anti-nerviosismo que pegarse un bailoteo con las canciones que te ponen a tono. ¿Necesitas inspiración musical? Échale un ojo a nuestra lista de reproducción infalible para motivarte antes de una cita.

6. Procura ser puntual

No hay nada que más estrés produzca antes de una cita que tener el tiempo encima. Que si prisas. Que si carreras. Que si pierdo el bus. Y cuando llegas allí, en vez de comenzar a desplegar tus armas de seducción masiva, te tienes que disculpar y quedas fatal. ¡Ay, qué difícil es ser puntual siempre, lo sabemos! Por eso lo añadimos a la lista. No es algo que ayude a calmar los nervios en sí pero ayuda mucho a evitar que aparezcan.

7. Pon tu atención en lo positivo

¿Te da miedo que tu ligue de Adopta no se presente a vuestra cita? ¿O que no se parezca a las fotos? Cuando tenemos predisposición a que algo malo ocurra, lo más probable es que acabe ocurriendo. En esto consiste la teoría de la Ley de Atracción: atraemos la energía que emitimos. Céntrate en lo bueno y visualiza en tu cabeza la cita perfecta.

Si te ha gustado este artículo, vas a flipar con:

Guía para una primera cita: de qué no debes hablar

Ideas para la mejor cita a distancia

back to top