AdoptaUnTío.es

Mujeres que hicieron historia con sus descubrimientos

Si le echamos un ojo a la lista de los inventos o descubrimientos que lo petaron en el siglo XX, no muchas mujeres tienen presencia en el listado. El siglo pasado fue una época de increíbles hallazgos científicos, pero también (y por desgracia) de grandes científicas y pioneras silenciadas.

No son pocos los casos en los que el mérito de descubrimientos hechos por mujeres se lo llevaron los hombres. Afortunadamente, estas figuras femeninas en el ámbito de la Ciencia y el emprendimiento cada vez son más visibles. Os presentamos a algunas de las mujeres que revolucionaron nuestro mundo por completo.

Rosalind Franklin, la “dama oscura” del ADN

Rosalind Franklin fue una química inglesa que estudió el ácido desoxirribonucleico (ADN). Es conocida como la “dama oscura” del ADN porque nunca se visibilizó su gran hallazgo: perfeccionó una técnica para observar las moléculas del ADN y fue la primera en capturar un imágenes fotográficas de estas moléculas. Entre las fotografías se encontraba una de la doble hélice del ADN.

Uno de los compañeros de Rosalind del King’s College mostró la imagen (sin el permiso de ella) a Watson y Crick, y esta información les ayudó a ellos a confirmar la teoría que tenían sobre la doble hélice. En 1953, los dos hombres publicaron su estudio junto con la imagen. Cuatro años después de la muerte de Rosalind, Watson y Crick recibieron el premio Nobel. Mientras vivió, Rosalind no recibió crédito de este hallazgo.

Elizabeth Magie Philips inventó el Monopoly para protestar contra los líderes de los monopolios

Uno de los juegos de mesa más famosos de la historia salió de la cabeza de Elizabeth Magie Philips. Ella lo bautizó “El juego del propietario” y quería demostrar los resultados y consecuencias del sistema de apropiación de tierras. El juego también escondía un mensaje: su desacuerdo con el sistema de monopolios de la época, con líderes como Rockerfeller.

Elizabeth solicitó la patente para su juego en 1903, y poco a poco se puso de moda. Justo cuando empezó a recoger los frutos del éxito, un listillo, Charles Durow, hizo una versión del mismo juego con algunos cambios. Y así obtuvo los derechos de autor de lo que hoy conocemos como ‘Monopoly’. Un juego que nació como protesta contra el monopolio de los hombres acabó siéndole arrebatado por un hombre. Ironías de la vida.

Lise Meiner descubrió la fisión nuclear, pero estaba en contra de las bombas

Lise Meiner fue una física austriaca que tuvo que desarrollar su carrera en una situación nada favorable: mujer judía en la segunda Guerra Mundial. Casi nada. Y aún así descubrió la fisión nuclear. Pero ni se lo pusieron fácil para conseguirlo, ni se llevó el mérito que le correspondía. Conozcamos su historia:

Meiner partió a Berlín en 1907 para investigar en la universidad. Su centro de investigación no permitía mujeres trabajadoras, por lo que tuvo que desarrollar su carrera en el sótano del edificio y sin salario. Fue en esta etapa cuando conoció a Otto Hahn, con el que desarrolló su investigación en fisión nuclear.

Cuando el nazismo comenzó a hacerse más y más grande, Meiner no tuvo otra que salir pitando de Berlín y seguir con su carrera desde Estocolmo. Una vez descubrieron la fisión, Otto publicó el descubrimiento sin incluir a Meiner en ningún lado, y se llevó el Nobel en 1944 sin que el mundo supiera quién era ella.

Curiosamente, Lise Meiner se negó a trabajar en el proyecto Manhattan porque ella “no tendría nada que ver con una bomba”.

Ada Lovelace: la primera programadora de la historia

Ada fue desde pequeña una amante empedernida de las matemáticas. Sus padres la apoyaron en su camino hacia el conocimiento. Era hija de Lord Byron, y con 20 años entró a trabajar en la Universidad de Londres, ¡un coco! Allí trabajó con Charles Babbage, y ambos tuvieron la idea de crear la primera máquina analítica.

En 1843 Ada escribió notas que indicaban cómo esta máquina debía tejer patrones algebraicos (lo que viene siendo, grosso modo, un algoritmo). Durante años se ha dudado sobre la autoría de esas notas, y los historiadores negaban que Ada pudiera haberlas escrito. No obstante, la correspondencia entre Ada y Charles confirma que sí que eran de ella.

Nettie Stevens revolucionó la ciencia con el descubrimiento de los cromosomas XY

Nettie Stevens fue una genetista estadounidense que realizó una extensa investigación con insectos que la llevaron a descubrir los cromosomas sexuales XY. En 1905 el hallazgo fue publicado pero (¡sorpresa!) no recibió el crédito que merecía. Su compañero E.B. Wilson publicó a la vez el mismo descubrimiento, y fue él el que se llevó todo el mérito.

Tiempo después, E.B. llegó a reconocer que sus conclusiones coincidían con las de Nettie, pero durante muchos años el nombre de ella estuvo en la sombra. Afortunadamente ahora sabemos que Stevens realizó un descubrimiento que sería clave para la Ciencia, y su nombre puede estar a la misma altura que el de su colega Wilson. Como debe ser.

Jocelyn Bell Burnell descubrió la primera radioseñal de un púlsar

Jocelyn Bell Burnell es una de las astrofísicas más prestigiosas de Reino Unido. Y no es para menos, ya que en 1967 descubrió la primera radioseñal de un púlsar. En un primer momento pensó que su hallazgo se trataba de señales de vida inteligente en otros planetas. Tras analizar los datos obtenidos, llegaron a la conclusión de que se trataba de un tipo de estrella capaz de emitir radiación periódica.

En el momento del descubrimiento, Jocelyn estaba haciendo su tesis doctoral en la Universidad de Cambridge. Y (¡sorpresa!) el Nobel no se lo llevó ella, sino el supervisor de su tesis, Anthony Hewish, y al astrónomo Martin Ryle. A pesar de todo, Jocelyn ha conseguido muchos galardones por su carrera y todo (o casi todo) el reconocimiento que merece una astrofísica reputada como ella. ¡Olé por Jocelyn!

Si te ha gustado este artículo, vas a flipar con:

Las bereberes silenciadas que deberías conocer

Mujeres españolas que hicieron historia

back to top