AdoptaUnTío.es

Guía para la primera cita perfecta

La primera cita puede ser un placer o un verdadero dolor de cabeza. La experiencia da un aprendizaje muy valioso sobre qué queremos, pero sobre todo sobre qué no queremos. Las primeras impresiones importan (bastante más de lo que creemos), y por eso hay dos consejos infalibles: ser uno mismo y no tener unas expectativas desorbitadas.

A partir de ahí, tu primera cita puede ir todo lo bien o mal que ambos queráis. Porque a veces, la química va surgiendo, no se instala en nuestra relación desde el primer día. Sigue estos consejos para crear la química perfecta en una primera cita.

Preparándote para tu cita

No pierdas el tiempo o te sientes a mirar cómo pasa el tiempo hasta que llegue la hora de la cita, ¡convierte tu preparación en un ritual! Dedícate un tiempo a ponerte a punto para la cita. Esto, a parte de ayudarte a mantener tu mente ocupada (y no rayarte), te hará sentirte con más seguridad cuando llegues. Puedes darte un baño con sales, exfoliarte la piel, hacerte un peinado especial o ir a que te hagan la pedicura.

En Adopta tenemos la playlist perfecta para que te prepares para tu cita como se merece.

No permitas que los nervios te la jueguen

¿Te da miedo que tu ligue de Adopta no se presente a vuestra cita? ¿O que no se parezca a las fotos? No dejes que este tipo de pensamientos intrusivos entren en tu cabeza, y todo irá bien. Muchas veces nos ponemos nerviosos y buscamos problemas donde no los hay. Pero ¿sabías que el 80% de las cosas que nos imaginamos nunca ocurrirán? Piensa que irá genial y que lo tienes todo controlado y habrá más posibilidades de que todo vaya rodado.

Confía en ti

Ser tú misma es tu mejor cualidad, porque nadie puede ser TÚ tan bien como TÚ. Una vez aprendido esto, recuerda que tienes mucho que aportar, y que compararse con el resto de la peña no vale para nada. Con tus más y tus menos, eres única en todos los sentidos. No intentes ser otra persona o modificar tu personalidad, porque solo siendo auténtica triunfarás en una cita. Y lo mismo con la vestimenta: ponte lo que te haga sentir bien, y no elijas tu outfit solo para causar buena impresión.

Di lo que piensas

No te calles nada. Primera regla. Si hay algo que no te gusta o la otra persona tiene un comportamiento inapropiado, dilo. Igualmente, si hay algo que te gusta mucho de tu cita, o quieres hacer un halago (sin pasarte), hazlo sin miedo. Siempre y cuando sea desde el corazón y sin herir los sentimientos de nadie, está bien que digas las cosas y te expreses abiertamente. Practica la asertividad, tanto en tus citas como fuera de ellas.

El tema de conversación

Cuando no conoces bien a alguien y sacas temitas de conversación delicados, hay mucha probabilidad de que tu acompañante se sienta incómodo/a. Hablar de dinero, exnovios, criticar a diestro y siniestro o hacer preguntas demasiado personales puede que no sean los mejores temas de conversación en una primera cita. Pero, ¿entonces? Buscad un tema de conversación sobre vuestros gustos, intereses comunes, viajes, cultura… Seguro que así la conversación va hacia buen puerto.

¿Cuánto tiempo es el adecuado?

La duración adecuada de una primera cita no existe. Hay citas en las que puedes estar horas y horas y parece que el tiempo pasa rapidísimo. En cambio en otras, llevamos diez minutos y se nos ha hecho eterno. En cualquier caso, una hora es lo mínimo aconsejable, y en ese tiempo sabremos si nos gustaría tener o no una segunda cita con esa persona.

Si te ha gustado este artículo, vas a flipar con:

Guía para una primera cita: de qué no debes hablar

Cómo calmar los nervios de la primera cita

back to top