AdoptaUnTío.es

Así será nuestra vida sexual en 2021

Vivir una pandemia no solo ha cambiado nuestra rutina de ocio y trabajo, sino que también está afectando desde hace casi un año a nuestra forma de relacionarnos. Y sí, también ha marcado un antes y un después en nuestra vida sexual. Cada año evolucionan las tendencias sexuales con la llegada de nuevas generaciones a la edad adulta, y es que este año loco ha reformulado nuestras costumbres sexuales como nunca antes.

El confinamiento, las restricciones, las medidas de seguridad y otros nuevos problemas derivados de la pandemia han hecho que ahora nos relacionemos con nuestra sexualidad de otro modo. Si bien antes el “aquí te pillo aquí te mato” era parte de nuestra vida sexual, ahora nos lo pensamos dos (o tres, o cuatro) veces antes de irnos con alguien a la cama.

Entonces, ¿de qué manera la nueva e instaurada normalidad va a afectar a nuestra vida sexual en 2021? Te presentamos las tendencias sexuales para este año:

Citas por videollamada

Es un hecho: las videollamadas han llegado a nuestra vida para quedarse un rato largo. Nos pueden gustar más o menos, pero realmente las videollamadas se han convertido en las sustitutas de las reuniones y citas.

Conocer a un posible ligue por videollamada ha sido todo un descubrimiento que seguirá siendo tendencia en 2021 por dos razones: la primera, evidentemente, la seguridad. La segunda, tener la oportunidad de ver la cita de otra forma y de conocernos mejor a través de una buena conversación. Claro, que si la cita va fatal siempre se puede hacer la típica de “Uy, te escucho fatal, mejor hablamos otro día”. Todo ventajas, sí señor.

Apps para ligar

Las inscripciones en las apps de citas seguirán subiendo como la espuma en 2021. La imposibilidad de conocer gente por vías más tradicionales como bares, discotecas u oficinas está haciendo que cada vez más personas recurran a este tipo de apps para encontrar un compañero afín.

Este aumento de usuarios en estas plataformas ha modificado también los requisitos de los solteros: según un estudio de AdoptaUnTío, los solteros que antes de la pandemia se fijaban más en las fotos de los perfiles, ahora dan más valor a sus biografías. Encontrar una persona compatible a nivel intelectual es mucho más necesario en estos momentos.

Sexting

Las parejas que llevan un tiempo juntas y no conviven o están en ciudades diferentes han hecho del sexting un hábito más de su relación. Y es que el sexo a distancia se ha convertido para las parejas en una nueva y excitante forma de avivar la llama y no caer en la monotonía que puede traer consigo la distancia.

Desde fotos picantes a textos subidos de tono o incluso compartir relatos eróticos: estas son las nuevas formas de caldear el ambiente en tiempos de Covid-19.

Más amor (a uno mismo), por favor

Os presentamos a la estrella del momento, la embajadora de la sexualidad pandémica: LA MASTURBACIÓN. Cada vez más hombres y mujeres exploran sus propios cuerpos en busca del anhelado placer. La masturbación en 2021 seguirá siendo clave y necesaria para todos, permitiendo un aumento del autoconocimiento del propio cuerpo. Algo que, dicho sea de paso, nunca viene mal.

Bese con precaución

Se ha comprobado que el coronavirus se puede transmitir a través de la respiración o la saliva, por lo que se recomienda no besar ni intercambiar saliva con personas no convivientes. Obviamente, esta medida es complicada porque nadie (o casi nadie) quiere irse a vivir con su churri sin haberle dado un beso nunca. ¿Qué hacer entonces? Esperar 14 días (o una buena PCR) para estar seguros de que esa persona no presenta síntomas antes de besaros.

Menos “aquí te pillo aquí te mato” y más sexo de calidad

Con las nuevas restricciones, en 2021 continuará lo que empezó el año pasado: calidad antes que cantidad. Las medidas de seguridad y los rebrotes han provocado que nuestras relaciones sexuales sean menos frecuentes, pero de más calidad. Ya no nos interesa tanto irnos a la cama cada día con una persona diferente, sino practicar menos sexo pero que este sea bueno y satisfactorio. O en otras palabras: nos hemos hecho más selectivos a la hora de elegir a nuestras parejas sexuales.

Tiempo para la educación sexual

Tanto tiempo de “sequía” también nos está dando la oportunidad de leer más sobre sexo y revisar nuestras conductas sexuales antes de la pandemia. En 2021 se seguirán destapando tabúes sobre el sexo, por lo que emplearemos buena parte del tiempo en casa para informarnos e instruirnos. Tanto si estamos solos como si tenemos pareja, la educación sexual es clave para que nuestros encuentros sean cada vez más satisfactorios.

Si te ha gustado este artículo, vas a flipar con:

Tenemos que hablar del deseo sexual

Slow Love en tiempos de cuarentena

back to top