AdoptaUnTío.es

Ventajas e inconvenientes de salir con un camarero

Cuando estudiaba Periodismo en Madrid, pasaba los días entre apuntes, trabajos a media jornada y buscando las ‘happy hours’ como si no hubiera un mañana. Cada época del año a mis amigas de clase y a mí nos daba por un bar diferente, y fue en otoño de 2013 cuando conocí a Luis.

Cada vez era más difícil salir de fiesta y conocer a un tío que tuviera una conversación interesante sin que se le fuera la pinza con las copitas. Entonces, es ahí cuando el camarero lo está observando todo con ojos de realizador de documentales en la sabana. En mitad del bullicio incesante producido por gritos de “¡a esta invito yo!”, “¡tequila no, por favor!” y “¡sí, sí, que así sube más rápido!” pude intercambiar algunas palabras con Luis.

Resulta que era camarero desde hacía tres años y jamás había tenido problemas de alcohol o drogas, aunque reconocía que ya poco le quedaba por ver en la vida nocturna de la capital. Entonces, me invitó a quedarme hasta que cerrara el bar echándome una mirada que casi me caigo de espaldas. A las tres de la mañana todo el mundo se fue. Nos quedamos solos. Me contó un montón de anécdotas, me preparó un cóctel y pasó lo que tenía que pasar. Nuestro idilio solo duró unos meses. Pero puedo enumerar las ventajas y desventajas de salir con un camarero.

VENTAJAS

- Tendrás copas gratis cada día

Este sin duda es el argumento más convincente. Si te gustan las copitas búscate un camarero.

- Eres la primera en probar los nuevos cócteles que haga

Y acabas convirtiéndote en una experta apreciando cada matiz de los ingredientes y aprendiendo a preparar cócteles.

- Puedes invitar a todos tus amigos al bar y hacer “minifiestas”

Siempre que tu camarero sea el propietario o encargado, claro está. Igualmente, si lleva mucho tiempo en esto seguro que conoce a otros compañeros de profesión y podéis obtener buenos precios en otros bares.

- Conoces gente y te enteras de los cotilleos

Al final, siempre hay clientes frecuentes en cada bar con los que acabas entablando amistades.

INCONVENIENTES 

- Tenéis horarios diferentes

Si has conocido a tu chico barman por la noche, sus horarios van a ser estos siempre. Casi nunca tendrá fines de semana libres, y a lo mejor solo os podéis cruzar unas pocas horas al día.

- Está prácticamente sordo

Y tú al final también lo estarás. Si tienes poca paciencia estás perdida. Este no es que escuche lo que le conviene, es que a duras penas se entera de lo que dices.

- Cuando llegue su día libre, no querrá salir a un bar ni de coña

Si estuviera encerrado en una oficina se entiende que quiera salir a socializar. Pero si para él bar es igual a curro, lo vas a tener chungo para sacarlo del sofá en su día libre.

- Empiezas a beber más de la cuenta y a dormir poco

El mayor problema: que en tus veinte estés siempre cansada y la persona con la que sales también. Tal vez esta es la razón por la que todo se acabó con Luis. Ten resaca más de tres días seguidos y me cuentas.

back to top