AdoptaUnTío.es

AdoptaUnTío.es

¿Qué dicen de ti los regalos que haces en Navidad?

Llega la Navidad y con ella el ambiente en las calles, la ilusión, la esperanza, pero también las prisas, los compromisos y la enorme lista de regalos que aún te faltan por comprar. Apufffffff… La Navidad nos da faena, es cierto, ¡pero qué satisfacción nos da ver la cara de ilusión de los nuestros!

Muchos coinciden en que lo más agotador de hacer regalos no es el propio acto de ir a comprar, sino el ejercicio de planificarlos. Por costumbre social, sabemos que el gesto de  regalar significa proyectar algo de nosotros hacia la otra persona. Decisiones como el coste financiero, la naturaleza del regalo y la energía invertida para idear y preparar el mismo, también forman parte de su valor implícito.

Esta presión, aunque sutil, se queda levitando en el ambiente y muchas veces nos hace perder el foco y sentir cierta inseguridad. Lo que al principio parecía un regalo de 10 de pronto se convierte en una idea mediocre que es sometida a un sinfín de dudas: ¿será suficiente?, ¿lo entenderá?, ¿es demasiado?, ¿quizás lo encuentra absurdo?

Por contrapartida, cuando nos toca ser los receptores del obsequio, ¡qué fácil es juzgar! Necesitamos solo un segundo para estallar en gritos, sonreír, emocionarnos o intentar disimular la cara de “tierra trágame”. En cualquier caso, abrir un regalo nunca nos deja indiferentes.

Los regalos de Navidad más comunes y su significado

Si lo que te interesa este año es dar en el clavo, debes tener en cuenta qué tipo de información vas a comunicar con tu regalo: cuánto y de qué forma valoras a la otra persona, hasta qué punto la conoces, si has tenido en cuenta su momento vital, vuestro tipo de relación, sus necesidades…

¿No estás convencido de si vas a acertar? Te ayudamos a comprobarlo:

Grandes clásicos

Englobaríamos desde el starter pack de invierno (bufanda, guantes, gorrito), hasta el típico pijama, los bombones Nestlé, las cremitas, los perfumes, etc. Estos detalles denotan que has querido cumplir sin dedicar demasiado esfuerzo. Si esa es tu misión, objetivo cumplido; si no, dale un vuelta, que aún estás a tiempo. Recuerda que son los típicos regalos impersonales que abundan en los amigos invisibles y en las relaciones de compromiso, por lo que si quieres que sea algo especial, deberás currártelo más, mucho más.

DIY al poder

Muy común entre los amigos de toda la vida y las parejas más románticas. Dicho de forma clara y honesta: donde hay un DIY, hay una persona que te adora. A diferencia de lo que creen algunos, los regalos caseros y artesanales no son en absoluto sinónimo de cutre y barato. Hay quien se pega unas curradas impresionantes para transmitir a la otra persona la de tiempo, ganas e ilusión que ha dedicado en confeccionar la sorpresa. ¡Qué bonito! Sin duda, son detalles que difícilmente defraudan y que la gente suele guardar con cariño durante largo tiempo.

El práctico

Sería como la categoría de los clásicos, pero llevado a un terreno mucho más íntimo. Ya sabes, las sábanas que te hacían falta, unas mallas para el gimnasio, un nuevo par de zapatos, un bolso para sustituir el que se te rompió… Son regalos poco románticos, pero solo los hará alguien que conozca muy bien la rutina de la otra persona. Detrás de estos obsequios suele haber una voluntad de preocupación, acompañamiento y deseo de bienestar. La verdad sea dicha: cuando realmente se necesita algo, es de agradecer este gesto de atención y observación.

Brilli brilli lujoso y obsequios caros

¡Ojo! O has normalizado estos regalos porque vienes de buena familia o aquí hay un claro enaltecimiento del amor. Este tipo de detalles tienen una clara intención de celebración y buscan, ante todo, dejar marca en el momento vital del receptor. Suelen ser regalos que soportan muy bien el paso del tiempo, ya que se persigue ese mensaje de “lo eterno”. Además, la elegancia, el envoltorio, la notita de cariño… Todo está preparado para causar un impacto difícil de olvidar.

Experiencias

Llegó el plato fuerte de los regalos. Por supuesto, no nos estamos refiriendo al pack de actividades que regalarías en un amigo invisible, sino a un viaje de los buenos, a una aventura bien preparada, a una experiencia gastronómica única, a una escapada diferente y especial. Las personas que deciden regalar experiencias conjuntas desean mimarte y verte disfrutar a su lado. Gozan de tu compañía y aprovechan la ocasión para seguir sumando momentos a tu lado. ¿A quién no le va a gustar eso?

Sea lo que sea lo que regales este año, aprovecha la ocasión para sumar y fortalecer tus relaciones personales. Sé único y ofrece un pedazo de ti en cada detalle que hagas.

Si te ha gustado este artículo, vas a flipar con:

5 ideas de regalo para vuestras primeras Navidades

- Cómo desmontar el machismo en la cena de Navidad

back to top