es.adopte.app

es.adopte.app

¿Por qué elijo mal a mis parejas?

¿Cansada de que te toquen solo los peores peces del mar? ¿Te enamoras siempre de la persona equivocada? ¿Tu mejor talento es elegir mal a tus parejas? En algún loco momento de nuestras vidas, todas nos hemos metido en una relación en la que nos hemos llevado más disgustos que alegrías. Forma parte del aprendizaje.

A medida que vas ganando experiencia, también vas perfeccionando tu radar de capullos. Pero si no paras de meterte en relaciones con personas infieles, tóxicas o que arrastran traumitas, la historia es otra. ¿Estás haciendo algo mal? Puede ser. Eso y mucha mala suerte. Hay algunas razones por la que puedes estar eligiendo mal a tus parejas. Analízate con perspectiva objetiva y piensa que ante todo, es mejor estar sola que tener una pareja que te esté consumiendo la energía.

Tienes la esperanza de que va a cambiar

Es muy común eso de conocer al típico tío emocionalmente inestable y pensar que tú vas a ser ESE gran amor que le cambie. Está bien que quieras cuidar de tu pareja y ayudarle en sus malos hábitos. Pero nos han metido en la cabeza que “el amor todo lo puede”, y no.

Si para ayudar a un tío con sus dramas tienes que aguantar comportamientos negativos y toxicidad, no te metas ahí. Ofrece ayuda a tu pareja si lo necesita, pero que no te cueste la salud. Solo podrás ayudar a quien de verdad QUIERE ser ayudado.

Más vale lo malo conocido

¿Te sueles fijar en zagales que se parecen a ese cuadro de ex que tienes? Tranqui, no eres la única. Repetir patrones de anteriores relaciones es bastante común. A veces preferimos algo conocido porque pensamos que vamos a saber gestionar mejor las movidas de pareja.

También lo hacemos porque hay un tipo de tío que nos atrae, y la cabra tira al monte. Una pareja similar a la anterior nos crea la falsa sensación de que no cometeremos los mismos errores para asegurarnos un triunfo absoluto. Pero no, querida. El hombre de tu vida no es una app. No se encuentra en una versión actualizada de tu ex .

Idealizamos el amor romántico

La media naranja, el alma gemela, el hombre de tu vida. No te quieres enteraaaar. Tendemos a creer que necesitamos a alguien para estar completas. Es normal, la sociedad y las pelis Disney nos han puesto las expectativas muy altas en cuanto a la elección de nuestra pareja.

Somos adictas a esa sensación de enamoramiento intenso, las mariposas en el estómago y los nervios. Y esto es la leche, no os lo voy a negar. Pero muchas veces no son más que señales que te está dando tu cuerpo de la hostia monumental que te vas a dar. Hay un montón de mitos sobre el amor romántico que nos hacen más mal que bien y hay que destruir ASAP.

Seguridad en ti misma

Cuando tenemos la autoestima baja, somos vulnerables de aceptar cualquier tipo de relación de pareja con tal de no sentirnos más solas que la una. Recuerda algo: no te conformes. Tus inseguridades y miedos no pueden condicionar el tipo de persona a la que eliges para tener una relación.

Aprende a quererte y no te valores a ti misma por como te valoran los demás. No es cuestión de encontrar a una persona que te complemente, porque tú ya eres una persona completa. Encuentra a una pareja que te dé un espacio en el que puedas ser tú misma y te ayude a avanzar.

Alejandra F. Aranda

 

back to top