AdoptaUnTío.es

Guía para empezar una relación (Vol. I)

Lo veíamos venir. La pandemia del coronavirus ha multiplicado las ganas de la peña de emparejarse. Los rollos de una noche, las fiestas locas y los amigos con beneficios ya no son una prioridad para los solteros. En vez de eso, las noches de Netflix con la mantita y los planes de parejitas están a la orden del día. ¿Se nos ha ido la pinza? Quizás, quizás, quizás...

Incluso tú, que estás leyendo esto, te estás planteando salir del mercado para vivir un romance duradero. Por desgracia, no tenemos una bola de cristal que nos diga si nuestra próxima relación va a ser la definitiva. O si nos van a hacer daño. O si vamos a echar de menos a nuestro ex.

Al empezar una relación, el instinto y la experiencia son nuestros mejores compañeros para saber si la cosa va por buen camino. Sin embargo, hay ciertas pautas que debes conocer para no cagarla. ¿Cómo sé si va a salir bien mi próxima relación? Aunque no hay reglas sagradas, sigue nuestros consejos y sobre todo hazle caso a tu intuición.

Pregúntale todo lo que se te ocurra

No se trata de hacerle un interrogatorio en busca de sus puntos débiles, sino de encontrar una conexión entre ambos. A más preguntas hagas, más información podrás tener sobre si lo vuestro irá por buen camino o no. Seguramente habrá cosas que quieres hacer en el futuro (tener hijos, vivir en el extranjero, viajar, adoptar un hámster…) y en las que quieres que tu pareja se implique.

Averigua todo lo que puedas sobre los sueños y metas de tu nueva pareja. Si no se te ocurre nada, recuerda que en Adopta puedes hacer un cuestionario de compatibilidad para conocer si tu futuro crush y tú estáis en sintonía.

Descubre cuál es su lenguaje del amor

Todos sabemos que en las relaciones, hay múltiples formas de expresar el amor, y no todo el mundo lo hace de la misma manera. El escritor y filósofo Gary Chapman identificó cinco formas de demostrar el amor en su libro Los 5 tipos de lenguajes del amor. Según él, cada uno tenemos entre uno y dos lenguajes con los que nos sentimos más cómodos:

1. Contacto físico: es el lenguaje del amor que primero aprendemos cuando nacemos. Incluye las caricias, los abrazos, los besos, el sexo… Los que prefieren este lenguaje se sienten completos cuando el contacto físico con sus parejas es satisfactorio.

2. Palabras de afirmación: para las personas que prefieren este lenguaje, las palabras son la mejor forma de expresar el amor. Los que tienen este lenguaje sienten que una parte importante de la pareja es escribir o hablar de sentimientos.

3. Tiempo de calidad: el amor se expresa también compartiendo momentos y dedicando tiempo a nuestras parejas. Esta es una de las partes más importantes y a la vez más descuidada de las relaciones. El tiempo de calidad no solo es pasar tiempo juntos, sino que esos ratos sean significativos para la relación.

4. Regalos: hay personas que necesitan expresar su amor a través de objetos materiales. Recibir y ofrecer regalos es una parte relevante para sus relaciones. No tienen por qué ser regalos costosos, pueden expresar sus sentimientos con pequeños detalles con significado. Lógicamente, aquí no entran los regalos que se hacen para conseguir algo a cambio.

5. Actos de servicio: el lenguaje más importante del amor. La forma en la que tratamos a nuestra pareja y cómo demostramos nuestros sentimientos tiene un gran peso en la relación. Este lenguaje del amor incluye los actos de cuidar a nuestra pareja, hacerle sentir especial, demostrarle que puede confiar en nosotros...

Quiérete primero a ti

Si quieres que una relación salga bien, trabaja en ti cada día. No intentes complacer a tu pareja para intentar sentirte mejor contigo mismo y satisfacer tu autoestima. No funciona así. El trabajo más difícil es quererse a uno mismo, por eso debería ser nuestra prioridad. Cuando nos perdonamos, nos aceptamos y nos respetamos a nosotros mismos, podremos hacerlo con el resto de las personas que lleguen a nuestra vida.

Encuentra en AdoptaUnTío alguien con quien siempre te sientas como al principio.

Si te ha gustado este artículo, vas a flipar con:

Test: ¿Estás preparado para una relación?

¿Y si desmontamos los roles tradicionales de la seducción?

back to top