AdoptaUnTío.es

El timing: esto explica por qué no es el momento adecuado para vuestra relación

No eres tú. No es él. En realidad, sigue habiendo amor. Pero no es el momento adecuado y no podéis estar juntos. Te suena, ¿verdad? Si estás extremadamente harta  de intentarlo una y otra vez con los tíos y no consigues que la relación cuaje, has venido al lugar indicado, querida. Sigue leyendo, que esto te interesa.

 A todas nos ha pasado. Conoces a un galán que tiene todo lo que buscas. Por fin puedes gritar a viva voz “¡ESTE ES EL MÍO!”. Hay entre vosotros una tensión sexual de la hostia, cocina bien e incluso eres capaz de lavarte los dientes delante de él sin que te dé vergüenza. Pero algo ha fallado. Y va y te dice que no está preparado para una relación. Suena a excusa barata, lo sabemos. Pero hay veces en que es de verdad. Y aquí el timing hace su entrada triunfal para joderlo­ —o mejorarlo­— todo.

 La psicóloga Jara Pérez, responsable de Therapy Web nos explica que “el buen timing en una pareja ocurre cuando las personas ven sus necesidades medianamente cubiertas con el ritmo al que van avanzando los acontecimientos en la relación”. Básicamente cuando tú y el tío con el que estás queréis lo mismo al mismo f*cking tiempo. Qué fácil de explicar y qué difícil de conseguir, ¿verdad? Frustración modo ON. MALDITO TIMING (*agitando el brazo con furia*).

Casi siempre creemos que el amor lo puede todo, que cuando lo quieres de verdad y él te corresponde, nada puede salir mal. ERROR. “El amor o el deseo de estar con una persona no es suficiente para que una relación funcione, por ello debemos valorar si nos sale a cuenta hacer concesiones con tal de estar con esta persona, o si por el contrario prefieres no dedicarle más tiempo a algo que no nos hace sentir bien”, afirma Pérez.

 Todo ha ido tan bien en los primeros meses que estás segura de que ese chico es para ti. Y te va la vida en vuestro amor. Cuando te quieres dar cuenta, estáis escribiendo vuestros nombres en los árboles del parque. Y a pesar de todo, es imposible hacer que la relación funcione. Lo dejáis y volvéis una y otra vez. Chica, siempre la misma historia. Si te pasa esto a menudo, la relación no es tóxica, qué va. Es radioactiva. Entérate: esto de las relaciones es más simple de lo que parece. Cuando llega el tío indicado en el momento oportuno todo fluye, Y LO SABES.

Aquí te dejamos 4 consejitos sobre aspectos a tener en cuenta si el timing en tu pareja no es el adecuado:

1. ¿SENTIMIENTO DE CULPA? NI SE TE OCURRA.

Un mal timing en tu relación es producto de las circunstancias personales de cada uno y los ritmos vitales. No es algo que nosotras podamos cambiar, por lo que tampoco tiene sentido sentirse culpable por ello, y mucho menos que la otra persona nos haga sentir así.

 2. EN EL AMOR HAY QUE HABLAR DEL AMOR

Sabemos que te da un palo terrible ponerte a definir la relación, a tener la famosa conversación de “hacia dónde va esto”. Pero oye, que sepas que hacerlo más pronto que tarde te va a ahorrar muchos calentamientos de cabeza en el futuro.

 3. CUIDADO CON EL MITO DEL AMOR ROMÁNTICO

Es un problema cuando creemos que solo hay un tipo de relación por defecto ­­—lo que nos han enseñado las pelis ñoñas de Sandra Bullock, entre otras­­—. Cada pareja es un mundo y los ritmos, normas y límites de la relación varían en cada persona.

 4. CADA RUPTURA TE ENSEÑA ALGO

Esto te va a sonar ultra cursi, pero cada relación que acaba es un fracaso y una victoria. Cuando algo llega a su fin por no tener el timing adecuado, no es ninguna catástrofe. Seguro que has aprendido algo súper útil y que en tu próxima relación vas a tener más claro lo que buscas, lo que te gusta y, sobre todo, lo que no te gusta. Pues ni tan mal, ¿no?

back to top