es.adopte.app

es.adopte.app

Dar el primer paso también es cosa de mujeres

Chico conoce a chica, ambos se gustan pero chico no se atreve a dar el paso mientras chica se muere de ganas de que él le diga algo. Como comedia romántica de los 90 está bien; como guión para tu vida amorosa, empieza a oler a añejo.

Te pasas la vida quejándote de que nunca te mola ningún tío, y cuando por fin aparece uno que te pone del derecho y del revés, ¿tú qué haces?

A. Esperar a que se fije milagrosamente en ti  ❌

B. Hacerte la dura, que es lo que les mola a los tíos  ❌

C. Confiar en que sea vidente y lea tu mente  ❌

D. Dejarte de tonterías y pasar a la acción  ✅

¡Pues claro! Si algo nos ha enseñado Rosalía este 2022 es que una motomami no espera sentada a que los tíos la conquisten; una motomami toma la iniciativa y va a por lo que quiere. Cada vez son más las mujeres que dejan a un lado los estereotipos y cambian el argumento de sus vidas amorosas. ¿Quién mejor que tú para decidir el dónde, el cómo y con quién?

Por qué las mujeres debemos tomar las riendas del flirteo

1. Empoderada no significa desesperada

 Lo primero y más importante de todo: pasar a la acción transforma tu rol de objeto pasivo a sujeto activo. Puede que hace unos años las mujeres nos quedáramos sentadas esperando a que los hombres nos invitaran al baile, pero ahora podemos decidir a quién queremos perrear, ¡y eso es una pasada! Ni frescas, ni desesperadas; somos mujeres con iniciativa, y a quien no le guste, que coja una máquina del tiempo y vuelva a los años 60. 

2. A ellos también les gusta

Las nuevas masculinidades están cansadas de cumplir con el papel del eterno conquistador. ¡Ellos también quieren sentirse deseados! Cada vez son más los hombres que agradecen la participación femenina a la hora de dar el primer paso y romper el hielo. No se trata de invertir papeles de forma radical, sino de igualar el juego y deshacerse de estereotipos que no benefician a ninguno de los dos bandos. Cuando las responsabilidades están repartidas, ligar se convierte en un juego de toma y da que no querrás que acabe nunca.

3. Nunca más te quedes con las ganas

¿Te suena lo de quedarte dormida esperando un mensaje? ¿Y lo de querer escuchar una declaración que nunca llegó? Todas hemos estado alguna vez en esta situación y el sentimiento de impotencia es desesperante. Si tienes ganas de escribirle, piensas constantemente en él o tienes dudas acerca de si siente lo mismo por ti, haz el favor de mover ficha y salir del atolladero en el que te encuentras. Tus amigas no quieren seguir viéndote sufrir con las pelis que te montas, tus amigas quieren que te lances al ruedo, que seas feliz y, por supuesto, que después se lo cuentes todo, todo, todo. 

4. Si se asusta, no es para ti

¿Un tío al que no le molan las chicas con iniciativa? Red flag al canto. Hay muchos caminos que nos llevan a explorar a una persona, y uno de ellos es observar su reacción ante un movimiento tuyo que no esperaba. Si se alarma ante una actitud valiente por tu parte, quizás no sea el tipo de persona que buscas. No necesitas más clichés en tu vida. Si no está a la altura del pedazo de mujer que eres, JUST SAY NEXT.

5. Cada vez somos más y más

Deja de pensar que ninguna chica actúa así. Puede que todavía seamos minoría, pero cada día hay más mujeres convencidas de las ventajas de dar el primer paso. Si quieres decidir por ti misma antes de que lo hagan por ti, la app de citas adopte te lo pone fácil. En adopte, otorgamos el poder de decisión a las chicas para que tomar la iniciativa sea una experiencia cómoda, fácil y segura. Tú decides cómo empezar tu próxima historia.

Bastante complicado es tener una conexión especial con alguien como para echarla a perder con protocolos de género y otras cuestiones de timidez. Si un chico te gusta de verdad, VE - A - POR - ÉL. Piénsalo, ¿qué es lo peor que puede pasar? 

Si te ha gustado este artículo, vas a flipar con:

Guía para empezar una relación (Vol. I)

Ideas para romper el hielo en tu primer mensaje

back to top