es.adopte.app

es.adopte.app

¿Cuánto dura la primera cita perfecta?

Digan lo que digan, vernos cara a cara con la persona con la que hemos estado chateando durante un tiempo es un MO-MEN-TA-ZO. Horas antes de la cita hay nervios, hay expectativas y sobre todo hay muchas ganas de que todo salga perfecto: desde el look que nos vamos a poner hasta los temas de conversación que queremos sacar. Cuando una primera cita nos ilusiona de verdad, queremos controlarlo todo, y si esto no es cierto, que tire la primera piedra quien no haya hecho lo imposible por entretener a su ligue.

Amiga, sabemos que estás atacada, pero plantarte en una cita cual coordinadora de eventos no es la mejor de las ideas. El miedo a los silencios incómodos puede combatirse de una forma mucho más sencilla y es cuidando la duración de la cita y reduciendo al máximo el tiempo de exposición innecesario.

No, si ya lo decía tu madre: lo bueno, si breve, dos veces bueno.

¿Existe el timing perfecto para una primera cita?

Cada encuentro dependerá del nivel de compatibilidad y de conexión que se haya producido entre las dos personas, así que no, no hay una tabla periódica del flirteo, pero sí una aproximación al tiempo ideal en función de las horas de cháchara que tu crush y tú habéis intercambiado previamente por chat. 

VERSIÓN CORTA: test del buen feeling

Si apenas conoces sus fotos en Mallorca, el nombre de su gatito y lo que ha hecho este fin de semana, más vale curarse en salud y planear una cita que no supere la hora y media. ¿Por qué? Cuando solo os ha dado tiempo a intercambiar 3 o 4 conversaciones, debes entender el encuentro como una especie de cita a ciegas en la que todo puede pasar: que esa persona te deslumbre, que te deje indiferente o que te entren ganas de salir por patas.

Los primeros 60 minutos de cita serán más que suficientes para ver cómo te sientes y llevarte una primera impresión de tu ligue. Si hay buen feeling y en los 30 minutos restantes parece que la cosa va in crescendo, siempre puedes alargar un poquito más el encuentro, pero si notas que el ambiente va de bajada, recuerda que una retirada a tiempo es una gran victoria.

PLANES PARA CITAS DE 1:30H ENTRE DESCONOCIDOS

- Clásicos que nunca fallan: el café y la birra. El entorno es distendido, hay gente alrededor y podéis estar cómodamente sentados. Una consumición dura lo que dura, así que un café o un par de cervezas son el reloj perfecto para indicar cuándo podríamos ir finiquitando la cita.

- De paseo por la ciudad. Los culos inquietos tenéis una alternativa a la estática terraza de bar y es idear una ruta cuya distancia conozcáis bien. Muévete por un entorno conocido para que puedas llevar un cálculo aproximado del tiempo que lleváis juntos. Si un paseo de 1 hora se te está haciendo eterno, lo mejor será que cada uno se vaya a su casa y aquí no ha pasado nada.

VERSIÓN LARGA: TODO POR DESCUBRIR

Que den un pasito p’alante los que no se hayan visto nunca en persona pero hayan compartido tantas horas de conversación que tengan la sensación de conocerse de toda la vida. Para ellos, recomendamos subir la apuesta y aumentar la duración de la cita a 3 horas.

Si lleváis semanas divirtiéndoos y practicando el slow love, las posibilidades de llevaros una grata sorpresa habrán aumentado considerablemente. El encuentro será la prueba definitiva para saber si vuestra química a la hora de hablar también se traslada al plano físico y sensorial. Y si la chispa no prende, que no cunda el pánico, como mínimo habréis ganado una bonita amistad.

PLANES PARA CITAS DE 3H EN CONFIANZA

- Una cenita siempre es bien: el hielo está más que roto entre vosotros, así que podéis aventuraros con un buen restaurante para disfrutar de vuestra conversación y de la presencia del otro. ¡Aún tenéis muuuuucho que contaros!

- Peli, cine, teatro y otras actividades en común: ya conocéis bien los gustos y los intereses que os unen, así que ¿por qué no disfrutarlos en compañía? Cuando el buen rollo y la confianza entre vosotros es más que palpable, empezar una primera cita dedicándoos tiempo de calidad puede ser un planazo íntimo e inolvidable.

¿Recuerdas aquella clase aburridísima de mates en la que te explicaron que más es menos? Pues lo mismo pasa con el timing de las primeras citas. Desde luego, no existe la fórmula definitiva que garantice el éxito de una primera cita, pero si algo queda claro es que más vale quedarse con ganas de más que alargar un encuentro agónico hasta el infinito.

Si te ha gustado este artículo, vas a flipar con:

Después de la primera cita: cómo y cuándo escribirle

Cómo calmar los nervios de la primera cita

back to top