AdoptaUnTío.es

¿Cuán eco-friendly eres?

Es oficial. Nos estamos cargando el planeta. Si no nos lo hemos cargado ya. Como las medidas a nivel colectivo son escasas o nulas, toca hacer el cambio centrado en el aspecto individual. Es verdad que las ciudades se están llenando de bolsas de tela y patinetes eléctricos. Todo muy postu, lo sabemos. Pero son pequeñas señales de que algo está cambiando.

¿Eres consciente de la huella ecológica? ¿O más bien te la repampinfla todo el rollo del zero waste y el ecologismo? Si te ha pasado alguna de estas tres cosas, directamente no hace falta que hagas el test, ¿ok?

1. Tu lugar favorito para hacer vida social es el huerto urbano de tu barrio.
2. Tu careto es el que más sale cuando buscas #TrashtagChallenge en Instagram.
3. Eres administrador de un grupo de freeganismo (recogida de alimentos en la basura) en Facebook.

Veamos.

Tienes una cita con tu crush:

A. Vas a ver la nueva colección de Zara para comprarte un modelito para la ocasión. Siempre diva, nunca indiva.

B. Te compras un trapito en HUMANA porque sabes que así reducirás tu huella ecológica.

C. No te compras nada y te pones tu mejor outfit del Decathlon porque además habéis quedado para ir a plantar árboles.

La primera frase que tu cerebrito te dice al levantarte es:

A. ¡Qué frío, voy a poner la calefacción! ¡Qué calor! ¿Dónde está el mando del aire?

B. Sin mi tostada de pan de espelta con aguacate no soy persona.

C. ¿Cuántos residuos voy a ser capaz de reducir hoy?

Un día de resaca:

A. Utilizas tu último aliento para pedir a domicilio, dándote igual la cantidad de envases en la que venga tu comida porque solo tienes ganas de llorar después del fracaso de la putivuelta de anoche.

B. Pides comida, pero con recogida local para que la moto del repartidor no contamine.

C. Haces un pedido en un restaurante vegano slow-food, llevas tu propio tupper para no generar residuos y con lo que te haya sobrado haces compost casero.

Te duchas:

A. Ducha de 15 minutos por la mañana para despertar y bañito por la noche para relajar.

B. Lo normal, a diario (menos el domingo). ¿Por qué lo preguntas?

C. Cada tres días, además de no gastar agua conservo el ph natural de mi piel.

En tu nevera hay:

A. Pizzas precocinadas, birra y un trozo de fuet que no sabes cuánto tiempo lleva ahí.

B. Tuppers de tu madre.

C. Trigo sarraceno, aguacates y hummus, básicamente.

Mayoría de A’s: Nivel eco-friendly “Empanao”. Estás desinformado y tienes demasiados dramas como para estar preocupándote por lo que le pasa al planeta.

Mayoría de B’s: Nivel eco-friendly “Tampoco es que me quite el sueño”. Persona concienciada sobre los peligros del cambio climático, el reciclaje y la reducción de residuos pero que en el fondo se muestra escéptico porque piensa que a nivel individual no se puede hacer mucho.

Mayoría de C’s: Nivel eco-friendly “Eco-flipao”. Te rayas mazo con tus hábitos porque sabes que no hay efecto sin causa y porque has visto muchos documentales del WWF. Pero CUIDADO: la línea entre eso e intentar hacer la fotosíntesis no es fina, es finísima.

back to top