es.adopte.app

es.adopte.app

Cómo darte cuenta a tiempo de que no es para ti

De todas las chorradas que nos intentaron colar en los cuentos de princesas, hay una que por fin sí nos representa: antes de encontrar el amor verdadero, hay que besar unos cuantos sapos. Que oye, algunos de estos sapitos no son errores en nuestras vidas, sino que se convierten en grandes amantes, confidentes e incluso amigos, porque ya sabes, chica: en lo que encuentras al tío adecuado, asegúrate de divertirte con los inadecuados.

El mood living la vida loca ya lo sabemos, ¿pero qué pasa cuando nos pica el bicho del amor y creemos ver en un tío random a nuestro hombre definitivo? ¡Cuidado, hermana! Si eres de esas personas que se ilusionan rápido, es probable que pierdas el foco de tus prioridades con facilidad. ¿Realmente te complementa o es el subidón de los principios felices?

Allá van algunos tips para saber si debes dar luz verde al amor o si toca abortar misión antes de que tu corazón salga malherido.

Señales para ver si esa persona es para ti

- Complejo de Casper

Si se marca ghostings aleatorios o si te sientes transparente cuando estás ante él es que algo va regu tirando a mal. La atención no se mendiga, se recibe de forma natural y sincera. Si a estas alturas no estáis al mismo nivel de emoción o no muestra el suficiente interés, corta el rollo y pasa página o su indiferencia acabará haciendo mella en tu autoestima, ¡Y ESO SÍ QUE NO!

- Ni él es Pelayo Díaz ni tú eres Natalia Ferviú

¿Sabes cuando una persona es ideal excepto por ese pequeeeeeeño detallito que le falla? Pues esa tontería que crees que puedes cambiarle no solo no va a desaparecer sino que te va a poner de los nervios en cuestión de días, meses, años. Lo siento, pero se tenía que decir y se dijo. Si nada más conoceros ya insinúa que quiere cambiarte o pretendes que él cambie por ti, os habéis equivocado de programa, digo… de app de citas.

- “Soy majísimo, te lo prometo”

Vale que al principio todos vendemos la mejor versión de nosotros mismos, pero una cosa es adornar un poquito los propios encantos y otra es que cuando ya te tiene en sus redes cambie (casi) radicalmente de actitud. Aunque se hable poco de ello, la autenticidad es una de las cualidades que más enamora a la gente antes, durante y después de cualquier encuentro amoroso. Si te ha dejado entrever que su fachada de amabilidad y de buen rollo está a punto de desmoronarse, huye antes de que te aplaste.

- Y tú, ¿qué estás buscando?

Las personas que van de frente y que no te marean a la hora de ligar son una bendición del cielo, ¿estamos de acuerdo? Si tienes la suerte de dar con alguien que tiene las intenciones claras, aprovéchalo y no te hagas la loqui. Deja también tus preferencias sobre la mesa y vamos a ver si la cosa fermenta. ¿Que no buscáis lo mismo ni de casualidad? Bendiciones y buenas noches; cada uno por su camino y aquí no ha pasado nah. Tener esta conversación a tiempo os evitará muchos malentendidos.

- De confianza va la cosa

Os acabáis de conocer y ahora mismo su vida es un lienzo en blanco para ti. No sabes nada de él, así que no te queda otra que escuchar con las orejitas bien abiertas lo que te vaya contando. Si hay aspectos de su vida o de su pasado que te rompen los esquemas y hacen que se debilite tu confianza en él, quizás este no sea el lugar donde debas quedarte. Recuerda que ninguna historia sana empieza por sentir celos e inseguridades. Encuentra a alguien que realmente te complemente y con quien sientas que puedes formar un buen equipo.

Ahora sí, abre la app de citas de adopte y empieza a buscar a tu persona especial. No podemos prometerte que no vuelvas a besar a un sapo, pero al menos ahora sabrás verlos venir.

¡Mucha suerte y MMMMMMMuak!

Si te ha gustado este artículo, vas a flipar con:

Señales de que la cosa va en serio

Canciones para terminar bien una relación

back to top