es.adopte.app

es.adopte.app

La besopedia: 30 formas de besar que debes probar

Queridos besadores natos, os damos la bienvenida a la más emocionante y fantasiosa de las guías: la besopedia. Un manual de hasta 30 formas de besar (y pocas nos parecen, oiga) que te harán la boca agua como si de una guía Michelín se tratara.

Si tú también tienes hambre de besos, quédate en este artículo para celebrar el Día Internacional del beso con una maratón de besuqueos. Y tranqui, que aquí no hay tiempos que valgan. En esta no-competición ganan los que se recrean y disfrutan del proceso antes de llegar a la meta. Y si a pesar de ello aún os quedáis con ganas de más… ¡pistoletazo de salida y vuelta a empezar!

El Kamasutra habla

Solo en el libro del kamasutra se han registrado hasta 22 tipos de besos para todos los gustos. ¡Descubre cuál es tu favorito!

1. Beso ladeado: empezamos con algo inocente, y es cuando los amantes giran sus cabezas en direcciones opuestas para darse un beso. Las personas con gafas saben bien de lo que hablamos…

2. Beso inclinado: generalmente cuando la persona más bajita echa su cabeza hacia atrás y la otra la sujeta del mentón para darle un beso. Suave y lleno de complicidad, ¡nos encanta!

3. Beso directo: cuando los labios se unen directamente para besarse, lamerse, acariciarse… Lo que viene siendo: ir muy al grano.

4. Beso presión: cuando se besa fuertemente con la boca cerrada y apretada. No apto para todos los gustos.

5. Beso superior: uno de los dos coge con sus dientes el labio superior y el otro hace lo mismo con el inferior. Ni falta hace decir que los mordisquitos mejor darlos con cuidado…

6. Beso broche: cuando uno de los dos succiona con sus labios los del amante.

7. Beso palpitante: guerrilla de besitos rápidos que recorren los labios de un lado al otro.

8. Beso contacto: roce sutil de la lengua de uno sobre la boca del otro. Los labios apenas hacen contacto porque las lenguas se encargan de to-do.

9. Beso para encender la llama: beso sensual en la comisura capaz de avivar la mayor de las pasiones.

10. Beso para distraer: menos la boca, ¡todo vale! Mejillas, frente, pecho, nuca, cabello… A ver quién lo soporta.

11. Beso nominal: después de un primer beso, consiste en tocar la boca del otro con dos dedos. Acariciar unos labios nunca había sonado tan bien.

12. Beso con las pestañas: recorrer la cara y los labios del amante con las pestañas. Podemos abrir y cerrarlas o dejarlas estáticas; va a gusto del consumidor porque generan algo de cosquillas.

13. Beso con un dedo: recorrer la boca del otro por dentro y por fuera con solo un dedo. Por favor, lávense las manos y no se comporten como en el dentista. Este beso ejecutado con cariño y sensualidad adquiere un tono muuuuy distinto.

14. Beso con dos dedos: ya hemos avisado que es importante la higiene, porque lo de las manos venía para quedarse. En este beso el amante cierra los dedos, los moja un poquito y los presiona suavemente contra la boca del otro.

15. Beso que despierta: besito en la sien mientras el otro duerme. La intención es despertar con suavidad, aunque en función de lo marmota que sea tu ligue, esta técnica no funcionará.

16. Beso que demuestra: este beso se da en espacios públicos y en zonas del cuerpo como las manos o el cuello. Una muestra de afecto muy a lo Orgullo y prejuicio.

17. Beso del recuerdo: consiste en besar los muslos (o incluso los pies) mientras deslizamos la cabeza suavemente. De nuevo, una duchita antes no vendría nada mal.

18. Beso transferido: en presencia del amante, se besa una foto u objeto suyo para dar a entender que ese beso le pertenece. Muy peliculero, hermanas.

19. Beso lagrimoso: ahora sin el ligue delante, este beso consiste en besar la foto de la persona que nos gusta cuando la echamos de menos.

20. Beso viajero: dejar caer los labios en cualquier parte del cuerpo con la intención de poner loquísima a la otra persona. Spoiler: es efectivo en el 100% de los casos.

21. Beso al pecho: besos húmedos que se aplican suavemente sobre el pecho del amado.

22. Beso sin reloj: popurrí de besos que hacen perder la noción del tiempo. La idea es centrarse al máximo en el momento y dejar que todo fluya a su ritmo.

¡Queremos besar más!

Como a creativos no nos gana nadie… Las personas hemos seguido explorando el mundo de los besos más allá de la tradición del Kamasutra y, sinceramente, nos hemos pasado el juego. A continuación una selección de algunos de los mejores:

23. Beso de chicle: consiste en hacer una pompa con un chicle y que la otra persona coloque sus labios al otro lado. La pompa puede explotar de golpe o suavemente, pero siempre siempre acaba en beso. Como la dama y el vagabundo en versión dulce.

24. Beso de ángel: besar suavemente los párpados de la persona amada como símbolo de cariño y respeto.

25. Beso de vampiro: consiste en jugar apasionadamente a besar, lamer y mordisquear no solo los labios, sino también las orejas o el cuello de la persona amada. Es decir, los besos que dabas en la adolescencia y que sí o sí dejaban marca.

26. Beso de Spiderman: podéis veniros arriba y recrear la mítica escena de Tobey Maguire y Kirsten Dunst o podéis hacer lo mismo tumbados en la cama, que es la versión de los que no somos superhéroes. Mucho más práctico e igual de excitante.

27. Beso de bambi: lamer con sensualidad la comisura o uno de los lados del rostro de la otra persona. Un poco asquerosín si te pilla en frío, pero tremendamente hot si surge en medio del coito.

28. Beso de la bebida: toma un trago de lo que más te guste y, sin que se derrame, pásaselo a tu ligue en un beso lento y excitante.

29. Beso frustrado: evita que la otra persona te bese directamente cada vez que quiera hacerlo. La gracia es que se produzca un roce sutil que no termine en beso porque apartas el rostro justo a tiempo. Cuando la otra persona no pueda más, hay que acabar la escena con un beso de película.

30. Beso del 7: por si no tuviéramos suficiente, Tik Tok ha viralizado una técnica irresistible que consiste en dar cinco besos suaves en la boca y después deslizarse hacia el cuello para dar los dos restantes. Cuentan las malas lenguas que, si lo haces bien, la otra persona se queda loquita por ti. ¿Será verdad? Tú por si acaso anímate a probarlo.

Dicen que la pasión de los primeros besos se va perdiendo con la rutina… pero eso es para quien aún no conoce la besopedia. Con un poquito de ganas y curiosidad puedes romper por completo la dinámica de los besos que estabas dando y dejar a tus ligues siempre con ganas de más. Guarda esta guía para cuando lo necesites y sigue explorando hasta el infinito y más allá.

Si te ha gustado este artículo, vas a flipar con:

El poder de un primer beso

Mejores lugares en España para un primer beso

back to top