es.adopte.app

es.adopte.app

6 malas decisiones que dejar atrás en 2022

Es pensar en los últimos 2 años de nuestra vida y nos entra un no sé qué que qué sé yo. A las puertas de 2022, todavía hay quien opina que estamos ante una precuela de lo que fueron 2020 y 2021, pero en Adopta Un Tío nos negamos a resignarnos. ¿Que si sentimos rabia e impotencia por todas esas experiencias no vividas? Obvio que sí, amiga, pero también es cierto que de todo esto hemos sacado grandes lecciones que estamos deseandito poner en práctica en cuanto 2022 dé el tiro de salida.

Las válvulas de escape que nos distraían y que nos ayudaban a sobrevivir allá por 2019 ya no están a nuestro alcance. La falta de evasión y de entretenimiento ha sacado a relucir nuestras carencias y la necesidad urgente de depurar todo aquello que no suma o que directamente nos lastima.

Probablemente esa cabecita tuya ya ha caído en algún aspecto de tu vida que sí o sí deberías mejorar, pero para las que vayan escasas de ideas, nos ofrecemos a echaros un cable y a hacer una breve lista de los imprescindibles que debéis expulsar de vuestras vidas para que 2022, independientemente de lo que dicte la pandemia, sea un año mucho más lúcido que los anteriores.

6 malas decisiones que dejar en el pasado

  1. Ciaito relaciones tóxicas

Sabemos que cuesta, pero decir adiós a esas garrapatillas que hay en tu vida es la decisión más liberadora que puedes tomar en 2022. ¡Créenos! Nos estamos refiriendo a relaciones tóxicas de todo tipo: amigos, follamigos, parejas, compañeros de trabajo, conocidos… Whatever. Si no te aporta, molesta, y si molesta, entonces no suma. La poca o mucha vida social que te permita hacer la pandemia no merece ser consumida al lado de personas que poco a poco te van minando. No lo dilates más y corta por lo sano.

  1. Enough redes sociales

Nos encantan y nos han salvado de muuuuuuchos días de apatía y aburrimiento, pero ahora toca ponerle freno. Tu cuerpo y tu cabeza necesitan permanecer activos tras tantos meses de parálisis ociosa y de restricciones. Lo primero que aconsejamos es hacer limpieza de las personas a las que sigues. Elimina las cuentas que ya no te interesan y así sacarás mucho más partido a tu tiempo de conexión. Más tarde, programa en cada red social una alarma para que te avise cuando lleves demasiado tiempo conectada. Nosotras no recomendamos más de hora y media diaria.

  1. ¿Quién dijo malos hábitos?

Ni siquiera te vamos a proponer apuntarte al gimnasio porque tú y yo sabemos que eso ya lo hemos intentado antes y no ha funcionado, así que empezaremos por algo más básico. Adquirir buenas prácticas a veces empieza por algo tan sencillo como abandonar primero las malas costumbres, y luego si eso ya hablamos. Modifica poco a poco y de forma realista tu dieta, baja una parada antes en el autobús, fúmate un par de cigarros menos al día, intenta beber agua entre semana y dejar las birras para el finde, etc. Si lo tuyo no es cortar por lo sano, al menos procura marcarte retos realistas y ve aumentándolos paulativamente.

  1. Controla tus gastos, Paris Hilton

Entra en la app de tu banco y haz una lista de los gastos del último mes. Para ello, debes diferenciar dos columnas: una para los gastos fijos (aquellos que son inevitables, como el alquiler o la factura del móvil) y otra para los variables (restaurantes, compritas, gasolina, etc.). Recuerda que gasto fijo no tiene por qué ser sinónimo de caro, así que plantéate cuál de esos gastos puede reducirse. ¿Qué tal si empiezas por llamar a diferentes compañías y comparas entre ellas? Respecto a los gastos variables, ocurre un poco como con las relaciones tóxicas. Prioriza en qué merece la pena gastar y quédate solo con aquellas actividades que realmente te llenen. Ponte un gasto máximo de ocio al mes y conviértete en una consumidora responsable. Agradecerás el ahorro y podrás invertirlo en planazos que hasta entonces te parecían inasequibles.

  1. Echa al desorden de tu vida

Si se te olvidan los cumples, llegas tarde a las citas del médico y apenas recuerdas si las clases de pilates son los martes o los miércoles, es que necesitas YA poner orden en tu vida. Acostúmbrate a tirar de Google Calendar (o una agenda de toda la vida, si eres más romántica) para estar al tanto de lo que se viene en tu rutina. El orden puede dar pereza, pero una vez estás subida al carro es tan fácil como ir actualizándolo. Organiza tus compromisos con margen suficiente y tendrás una visión mucho más clara de tu tiempo libre. De repente tus días parecerán más largos y productivos, ¡prometido!

En el amor, cambia el "y si..." por el "allá voy"

 

Este 2022 vas a dejarte guiar por tus instintos y a empezar a escribir tu propia historia. Si el cuerpo y el corazón te piden marcha, marcha les tendrás que dar. Se acabó el titubeo y el esperar a que sea la otra persona la que dé el primer paso, la que decida y la que marque los tempos. ¿A qué esperas para girar las tornas? Abandona la actitud prudente y discreta que te caracteriza y empieza a pedir por esa boquita. Ya te has arrepentido demasiadas veces de lo que hubiera pasado si... Ahora te toca comprobarlo.

No podemos garantizarte que 2022 vaya a ser un año de la leche, pero sí podemos animarte a que tomes las riendas de tu vida y a que te deshagas del manto de apatía que nos está asolando. Estamos más cerca de conseguirlo que nunca. Feliz año y felices nuevos comienzos <3 

Si te ha gustado este artículo, vas a flipar con:

10 propósitos realistas para el Año Nuevo

Las canciones (que no villancicos) que iluminarán tu Navidad

back to top